Cuidado del Contorno de Ojos

Cuando los efectos de la edad comienzan a manifestarse, empiezan en el contorno de ojos. Ya sea en forma de arrugas, ojeras, bolsas o líneas finas, esta zona extremadamente sensible y frágil es el centro de atención de muchos productos anti edad, pues mantenerla con cuidados especiales es un must en temas de SkinCare, por ello te platicamos más sobre esta especial zona de tu piel.

Cada zona de nuestro cuerpo tiene un tipo de piel distinto, lo que significa que los cuidados y productos que apliquemos en ellos deben de ser diferentes y con especial atención. La piel de tus piernas es muy distinta a la piel de tus manos, así como la piel de las mejillas es diferente al contorno de ojos.

 

Para determinar el tratamiento adecuado para tu contorno de ojos, es importante entender sus características.


¿Cómo es la piel del contorno de ojos?

  • Espesor: El contorno de los ojos es la zona más frágil y sensible del rostro, siendo 5 veces más fina que la del resto de la cara y 10 veces más fina que la del resto del cuerpo.
  • Sequedad: La película hidratante es muy escasa, ya que contiene mucho menos glándulas sebáceas y sudoríparas que el resto de la piel.
  • Flacidez: Contiene pocas fibras de colágeno y elastina, que la hace menos firme.
  • Movilidad: Se ve extremadamente solicitada con los 22 músculos peri orbitales que están en continuo movimiento debido al parpadeo, teniendo aproximadamente 10,000 parpadeos diarios. Además de la gesticulación y expresión, que en conjunto con la exposición solar da paso a las famosas “patas de gallo”.
  • Cansancio: Los ojos son un fiel reflejo de nuestro estado: el estrés, la falta de sueño, la mala alimentación y la fatiga se transmiten en la aparición de la pigmentación oscura, conocida como ojeras. 

“Mirada Cansada”

Con el cansancio o la edad, la microcirculación sanguínea y linfática alrededor de los ojos puede verse ralentizada. La piel del contorno de los ojos, muy fina, deja entonces entrever las marcas de una vascularización deficiente o de un mal drenaje linfático. Esto es lo que provoca la aparición de signos de cansancio como ojeras y bolsas (toma en cuenta que las bolsas también pueden deberse a otras razones como la retención de líquidos). Cuanto más fragilizada y deshidratada está la piel, más fina será la misma, permitiendo así que estos signos de cansancio sean tanto más visibles.


Cuidados del Contorno de Ojos

Ya comentamos las características de esta zona de la piel y entendemos la importancia de mantenerla saludable y joven. Pero ¿Qué tipo de cuidados especiales deberíamos de tener con ella? 

La Protección de la piel del contorno de ojos es más que esencial; el uso de cremas especiales y protector solar específico para la zona es algo que no debe faltar en tu rutina de cuidados. Estos evitarán los daños causados por la radiación solar (principal causante del envejecimiento prematuro), y ayudarán a mantener las defensas de la piel.

La Hidratación juega un papel muy importante, ésta tiene que ser aún mayor que en el resto de la piel para aportar una mayor elasticidad y evitar micro arrugas o líneas de expresión.

Debemos aplicar el producto específico para el contorno de ojos con golpecitos desde dentro hacia afuera únicamente en los párpados fijos (es decir, en la zona inferior sobre el hueso que se encuentra debajo justo de la ojera y en el párpado superior sobre el hueso que está debajo de la ceja). La forma de manipular la piel en esta parte del rostro es esencial, nunca debemos ser bruscos ni estirarla en exceso.

Recuerda que no debemos usar una crema facial para el contorno de ojos, porque tiene demasiado de todo (grasa, nutrición, hidratación, etc). Si ésta piel absorbe demasiado producto se inflará de agua porque no puede sintetizar el producto y aparecerán bolsas.

¿Cómo aplicar un producto para Contorno de Ojos?

Deposita la cantidad adecuada en la yema del dedo anular. ¿Por qué especialmente usando estos dedos?  La aplicación del contorno se hace con estos dedos porque son los que menos fuerza tienen en las manos. De esta forma se ejerce menor presión y se está asegurando un suave masaje en esta zona tan delicada.

El movimiento debe ser desde la sien hasta el lacrimal, y en sentido inverso hacia el exterior, en un delicado movimiento de vaivén a toquecitos, procurando- muy importante- no desplazar la piel para no formar arrugas. Tener mucho cuidado para que no entre crema en el ojo que lo pueda irritar.

Después de 3 ó 4 pasadas conviene presionar unos segundos en la parte del lacrimal para drenar la zona y evitar la aparición de bolsas. Y para finalizar suaves toquecitos con las yemas de los dedos. La finalidad de los toquecitos es masajear la zona para que penetre mejor la zona y tenga un mayor efecto.

La periodicidad con que hay que aplicar el contorno de ojos es todos los días por la mañana y por la noche, siempre después de haber limpiado y desmaquillado la zona.

Conoce la línea de productos que tenemos para Contorno de Ojos y recuerda que enviamos a todo México.

 

Bolsas en los ojosContorno de ojosOjeras